• CONCURSO INFANCIA MISIONERA


    ¡Dales voz! Crea tu podcast
  • JORNADA DE LA INFANCIA MISIONERA


    26 de enero de 2020
  • "GUÍA COMPARTIR LA MISIÓN"


    Propuestas de voluntariado misionero
  • AYUDA A LAS MISIONES


    Colabora con los misioneros españoles

14 de enero de 2020

Con Jesus a Egipto


ENCUENTRO CON LA PALABRA
EN EGIPTO HICIMOS AMIGOS


AMBIENTAMOS: Proponemos una ambientación que puede parecer algo más elabora- da pero que sin duda valdrá la pena.

1-  Necesitamos una tela que se asemeje un poco a la arena del desierto, una pirámide de cartulina u otro material confeccionada con tiempo por nosotros (pueden ser dos, una más grande que la otra), y una imagen de la Huida a Egipto. La pirámide debe ser grande y hueca por debajo para poder ocultar algunos objetos.

2-   Les pedimos con antelación a los niños que traigan un artículo del supermercado para compartirlo con los pobres, por ejemplo, un paquete de arroz, una botella de aceite, un litro de leche, etc. Llegado el día del encuentro juntamos todo o parte de los productos que han traído y, sin que ellos se den cuenta, lo metemos debajo de la pirámide. El resto lo ocultamos debajo de la tela asemejando un desierto. Es importante que no sospechen qué hay debajo. Colocamos a los pies de la pirámide la imagen de la sagrada familia ¡Ya tenemos nuestra ambientación!

INVOCAMOS AL ESPÍRITU SANTO: “Espíritu Santo, seguimos caminando con Jesús Niño que ahora llega a Egipto. Ayúdanos a descubrir lo que quieres enseñarnos con este misterio de un Dios inmigrante en un país que no es el suyo. ¿Qué pides hoy de nosotros con esta Palabra para nuestra vida y nuestra misión? Ilumínanos Señor y ca- lienta nuestro corazón con tu amor. Amén”.


PROCLAMAMOS LA PALABRA. Mt 25,35.
“Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, fui fo- rastero y me hospedasteis.”









MEDITAMOS
Comenzamos el diálogo con los niños propiciando que recuerden dónde dejamos a la familia de Jesús. Habían salido huyendo en circunstancias muy difíciles. Ahora aca- ban de llegar a un país extraño, Egipto.

Intentamos imaginar su llegada contemplando la ambientación. Las pirámides son importantes, quizá fue lo primero que encontraron al llegar. Además de ser mara- villosos monumentos cuya construcción todavía encierra para nosotros algunos misterios, recordamos para qué eran empleadas: Se trataba de enormes mausoleos para los faraones, donde se les enterraba ostentosamente. Pero además se metía dentro parte de sus posesiones: riquezas, vasos sagrados, ropa y también comida para que no les faltara de nada en ese largo “viaje al otro mundo”.

Así llegan nuestros peregrinos a Egipto, saludando esas ricas pirámides pero sobre todo buscando como buenos pobres quién les ayude a ellos.

En este momento tomamos la Biblia con reverencia y solemnidad y la abrimos en el Evangelio indicado. Repetimos y hacemos que repitan con nosotros el versículo, pero la última frase, fui forastero y me hospedasteis, hacemos que la repitan varias veces.
¿QUÉ DICE DIOS EN ESTA PALABRA?
¿Te ha pasado llegar alguna vez como “el nuevo”, y no conocer a nadie? Puede ser si cambiaste de cole, o si entraste en un equipo nuevo de fútbol, o en las clases de dan- za, o si tu familia cambió de casa y en el barrio no conoces a ningún niño ni niña… Se pasa un poco mal, ¿eh? Pues imagínate llegar nuevo y no sólo no tener amigos sino
¡no tener nada! No tener qué comer, o dónde dormir, o dinero para comprar… ¡nada! ni siquiera hablar el idioma que allí se habla, ni conocer la moneda… ¡nada! ¿Puedes imaginarlo un poquito? Pues eso les ocurrió a Jesús siendo solo un niño muy peque- ño, y a sus padres con ese pequeñín que era Dios pero que estaba tan necesitado y pobre. ¡Vaya apuro! ¡Como para que alguien te mire mal o te llame con desprecio “fo- rastero, ¡vete!, no eres de aquí”, o para que hable mal de ti y de los tuyos, o te haga la vida más difícil.

Por eso Jesús pudo decir bienaventurados porque… fui forastero y me acogisteis, porque Él lo pasó mal y alguien lo acogió. Es Dios pero no le tiene miedo a pasarlo mal sino que prefiere afrontar la vida y compartir las experiencias tristes y malas para te- ner un corazón más grande y saber sufrir con todos los que sufren. Y a todos los que atiendan a un pobre, o a alguien necesitado, Él mira eso como cuando lo hicieron con Él mismo. Mejor dicho, ¡Jesús se esconde en todos los que sufren!


¿QUÉ ME DICE DIOS A MI?
Seguro que a la otra vida no hace falta que nos llevemos ropa, comida, aparatos, dinero… Todo eso se va a quedar “enterrado” en este mundo, como en la tumba de los faraones. Poco les aprovecharían tantas cosas para la otra vida. En cambio, cada pequeño gesto de amor que hagamos por alguien que nos necesita, tendrá un pre- mio enorme en el cielo y nos hará felices desde la tierra. Es lo único que nos llevare- mos. Ahora es hora de mirar si podemos convertir Egipto en un lugar de acogida ¿por qué no probamos a darle algo a la Sagrada Familia, es decir, a los pobres que ellos representan? Quizás nos ayude levantar nuestras pirámides y “desenterrar” tantas cosas buenas que caducan si no las compartimos. (Levanta las pirámides y suscita el diálogo).

ORACIÓN PERSONAL Y COMUNITARIA
Retiramos las pirámides a otro lugar para que no estorben y colocamos en el cen- tro a la sagrada familia. Egipto se transforma en personas acogedoras, nosotros, que alrededor de la imagen sostenemos los productos que queremos compartir con los pobres. ¡Vaya cambio ¿Verdad?! Con una música de fondo dejamos espacio para el silencio y para oraciones espontáneas de los niños en las que ellos ofrezcan lo que tienen a Jesús y a los pobres en los que él se esconde.

NOS COMPROMETEMOS
¿Te parece que hay que viajar a Egipto para encontrar situaciones como la que hoy hemos meditado? Seguro que en tu clase o en tu barrio, muy cerca de ti, hay quien ha “venido de lejos”. No se trata sólo de darle algo de dinero, o de alimentos, ¡lo más difícil es darle un poco de amor! Lo puedes hacer: acercándote a esa persona e inte- resándote por cómo se llama, dónde vive, qué le gusta, cómo se siente… En resumen, ofreciéndole tu amistad. Recuerda que, según la trates, así estás tratando a Jesús.
¡Qué gran misión! todos hiciéramos esto seguro que el mundo cambiaría. ¡Ánimo!
¡Ponte en marcha!

25 de octubre de 2019

Domund Extraordinario

 El pasado Domingo día 20, celebramos la Jornada Mundial de las Misiones. Ha sido un Domund muy especial, enmarcado en este Mes Misionero Extraordinario de octubre 2019, al que nos ha convocado el  papa Francisco bajo el lema " Bautizados y Enviados: la Iglesia de Cristo en misión en el mundo".Este gran acontecimiento es el inicio de una ventura de fe, oración, reflexión y caridad, que debe culminar en un renovado compromiso con la misión universal como motor y paradigma de toda la vida y misión de la Iglesia.
Con motivo de los 100 años de Maximum illud, el gran documento misionero de Benedicto XV, el papa Francisco nos ha invitado a celebrar un Mes Misionero Extraordinario. El Santo Padre quiere que despertemos en nosotros la conciencia de la misión ad gentes y retomemos con nuevo impulso la responsabilidad de la Iglesia entera en proclamar el Evangelio a todos. La urgencia de este anuncio nos exige una auténtica "conversión misionera", para cumplir el mandato pascual de Jesús: "Id al mundo entero y pro- clamad el Evangelio" (Mc 16,15).
El lema "Bautizados y enviados" nos habla de que todos hemos sido llamados a caminar por el mundo llevando en el corazón, en los labios y en la vida el más precioso regalo: la Buena Noticia de Jesús. Todos los bautizados –y, entre ellos, por supuesto, los jóvenes– hemos de llenar de ardor y pasión misionera nuestra vida. Nuestro espejo son los misioneros, que se entregan a los más pobres para que todos los rincones del mundo donde hay oscuridad se llenen de la luz y el gozo que proyecta la presencia del Resucitado.
La primera lectura nos recuerda que la misión de la Iglesia está siempre amenazada; aun así, "el auxilio me viene del Señor, que hizo el cielo y la tierra" (salmo). Para ello envió Dios a su Hijo; por su cruz, "el mal es derrotado por el amor de Aquel que muere por nosotros" (Guía para el MME, p. 149; disponible en http://www.october2019.va). De ello dan testimonio las Sagradas Escrituras, que son "la sabiduría que conduce a la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús" (segunda lectura) y fundamento de la misión. El evangelio insiste en que "la eficacia de la oración continua, de la súplica constante, de la búsqueda insistente del amor por la verdad y la justicia, forja al discípulo en la misión" (ibíd., pp. 152-3).
Nosotros elegimos la S.I.C. de la Merced para esa celebración extraordinaria de la Eucaristía del Domund. Nuestro Obispo fue el encargado de presidirla y tanto para las peticiones como para el ofertorio contamos con la colaboración de los grupos de catequesis del Colegio San Vicente de Paúl y la inestimable ayuda de sus catequistas. Nuestros colaboradores de la Delegación de Misiones  estuvieron presentes en toda la organización y celebración del acto
Preciosos Domingo Mundial de las Misiones en Huelva 

Que María la gran misionera, acreciente cada día en nosotros/as el deseo de llevar a Jesús a los demás.

24 de octubre de 2019

Vigilia de la luz


Continuamos en nuestra diócesis celebrando el MME, y como todos los años celebramos la Vigilia de la luz del Domund, dias previos a la celebracion de éste. El jueves 17 de octubre fuel el elegido para una Vigilia de Oracion y Reflexion por todos nuestros misioneros , que han elegido esta vida de entrega y sacrificio para llevar las palabras y vida de Jesús por todos los rincones de los 5 continentes.
Nuestro Obispo D. José Vilaplana fue el presidente de dicha vigilia, donde no faltó nuestro delegado Diocesano de Misiones d. Emigdio del Toro, quien tras la exposición del Santísimo inicio el acto con unas bonitas palabras del Papa Francisco con motivo del Mes Misionero Extraordinario , que invitaron al recogimiento, la reflexión y la oración , para las que habíamos sido convocados, en la Santa Iglesia Catedral de la Merced, a las 21 h.
Tras el tiempo de recogimiento y oración pasamos a hacer una presentación por parte de los fieles congregados de 5 velas de colores ( amarillo-Asia, verde-África, blanco-Europa, rojo-América y azul- Oceanía) que representaban los 5 continentes donde nuestros misioneros realizan su Misión adgentes.
 Como en otras ocasiones , nos acompañó la Delegación de Migraciones con D. Emilio J. Muñoz , acompañado por el coro.
Terminada la presentación y el simbolismo de la velas , todo ello amenizado por la agrupación coral de la hermandad de la Sagrada Cena, le llegó el turno a los testimonios misioneros. Nuestros corazones se encogieron y nuestro espíritu se lleno de alegría escuchando la palabras sobre su experiencia misionera en Chile, de D. Juan José Feria Toscano, actualmente estudiante en nuestro seminario diocesano.
Continuamos nuestra vigilia con la lectura de la palabra de Dios,acompañada por una homilía emotiva y misionera de boca de nuestro Obispo
Tras la oración final, la recogida del Santísimo y las bendiciones, pusimos punto y final a una Vigilia de oración muy Misionera de casi 2 horas . 

Que María la gran misionera, acreciente cada día en nosotros/as el deseo de llevar a Jesús a los demás.

17 de octubre de 2019

Testimonios Misioneros

 Continuamos celebrando el Mes Misionero.Extraordinario  Esta semana la hemos dedicado a los testimonios misioneros y a explicar la realidad diaria de la vida de nuestros misioneros adgentes
El pasado martes 15 de octubre, la parroquia de Santiago Apóstol de Huelva, nos acogió en sus grupos de catequesis para escuchar nuestra presentación de la campaña del Domund 2019 en nuestra diócesis y ser participes de los testimonios de experiencias misioneras en Perú, en el vicariato de Yurimaguas, donde nuestro sacerdote diocesano Emigdio del Toro paso 22 años , evangelizando y ayudando en plena selva Amazónica, a pueblos indígenas inmersos en la pobreza y el desconocimiento de Jesús .
 Amigos de nuestra delegación han acompañado en estos años al padre Emigdio y han compartido con nosotros en estos días de Testimonios misioneros, la necesidad de ayuda que tienen aquellos que deciden emprender el camino de la misión ad gentes, y como los laicos se han convertido en un gran apoyo para ellos , acogiéndolos en experiencias misioneras puntuales , que marcan el corazón de los que deciden embarcarse en esa tarea, de ayudar a nuestros misioneros .
 Muy emotivos los testimonios y un muy cálido acogimiento por parte tanto de niños como de catequistas
Agradecemos profundamente el cariño demostrado y nos encanta saber que nuestros misioneros tiene unos apoyos tan comprometidos en esta parroquia que se implica profundamente en los proyectos misioneros de nuestra diócesis haciéndolos suyos
Que María la gran misionera, acreciente cada día en nosotros/as el deseo de llevar a Jesús a los demás.

8 de octubre de 2019

Rosario Misionero

Durante todo el mes de octubre, y para dar mas énfasis a la celebración del Mes Misionero Extraordinario, en las parroquias de nuestra diócesis hemos propuesto el rezo del Rosario Misionero antes de las celebración de la Eucaristía, para rezar por los 41 misioneros diocesanos , que han decidido dedicar su vida a la Mision ad Gentes y extender la grandeza del Evangelio, haciendo de cualquier lugar por recóndito que sea un territorio de misión.
Cada misterio lo ofrecemos por cada uno de los continentes y hacemos una petición especial a la Virgen Maria, para que cuide de sus pueblos y de sus gentes y encuentre con la ayuda de los nuestros misioneros el verdadero camino  a una vida llena de Dios, conocimiento de Jesús y camino de salvación
Ayer, día de Ntra. Sra. del Rosario, dedicamos en la parroquia Estrella del Mar , un rosario especial en este Mes Misionero Extraordinario, para que la labor de nuestros misioneros sea fructífera.
Que María la gran misionera, acreciente cada día en nosotros/as el deseo de llevar a Jesús a los demás.