• Francisco a OMP


    Discurso a la Asamblea OMP
  • Octubre 2019: Un mes misionero


    El Papa propone celebrar un mes dedicado a la Misión en el centenario de Maximun Illud
  • Discurso del Cardenal Filoni a OMP


    "El Evangelio nunca está anunciado por completo. La misión es el corazón de la fe"
  • Guía Compartir la Misión


    Propuestas de Voluntariado Misionero y #VeranoMisión para jóvenes

31 de octubre de 2014

OCTUBRE MISIONERO

Seguimos con las actividades de este Octubre Misionero.
 Hoy os traemos el testimonio reflexivo de una de nuestra misioneras en Venezuela, la hermana Librada Cabrera, misionera de la Madre Laura, Acerca del mensaje del Domund de este año.
“Un semblante serenamente alegre, es el distintivo de los hijos de Dios” 
(Santa Laura Montoya)


Para mí como misionera de la Madre Laura “renacer la alegria” significa volver a la vida y  es algo que se vivo con mucha frecuencia a pesar de tantos signos de muerte que nos rodea.

Me encuentro desde hace  17 meses en Ciudad Bolivar – Venezuela-   Mi trabajo en esta Arquidiocesis es reorganizar el Departamento de Misiones. 
Para esto visito las Parroquias animándolas a que se abran a la misión, a que vayan a los alejados, a los excluidos…


“Volver a la vida o renacer la alegria” lo vivimos  cuando llegamos  a una comunidad indígena donde hace tiempo que la Iglesia Católica no hace presencia y nos reciben con una sonrisa de oreja a oreja, nos abrazan y nos dicen: Que ALEGRIA las hermanas han vuelto! Por favor no nos olviden! Necesitamos su apoyo para crecer en la fe. Queremos que se nos explique el Evangelio para tener fuerza y enfrentar tanta violencia física y psiquica.

 A pesar de la difícil situación que estamos viviendo, no perdemos las esperanzas y celebramos la vida cada vez que se puede hacer una campaña contra la gripe, un operativo para prevenir la diabetes, desparasitar  a niños y adultos etc

Renacer a la Alegria es que nos pidan bautizar sus niños y jóvenes formando así parte  de nuestra Iglesia para conocer y amar más a Jesucristo nuestro salvador, nuestro libertador.

En nuestra vida de Misionera no faltan momentos de Alegria de renacer a esa alegria que viene de conocer y amar a Jesucristo vivo en medio de la comunidad.